miércoles, 24 de octubre de 2012

Crítica 'Ruby Sparks'


Trailer

Sinopsis
Calvin Weir-Fields había sido un niño-prodigio, cuya primera novela había tenido un gran éxito. Pero, desde entonces, sufre un sistemático bloqueo creativo agravado por su deprimente vida amorosa. Finalmente, consigue crear un personaje femenino, Ruby Sparks, que acaba materializándose y compartiendo la vida con él. Además, cada vez que Calvin se sienta ante su máquina de escribir, tiene la facultad de cambiar a Ruby a su antojo. El problema consistirá en lograr que esa relación, que sólo existe en su mente, funcione también en el mundo real.
Crítica


Marionetas

Allá por el 2006, Jonathan Dayton y Valerie Faris nos trajeron una brillante película independiente. Pequeña Miss Sunshine estaba repleta de personajes carismáticos y con excelentes peculiaridades, además lograba mantener una sonrisa durante toda la película y acabar con un sabor de boca fabuloso. 

Ahora la pareja de directores nos trae otra película, y ya se les pide un nivel, pero desgraciadamente, Ruby Sparks no llega a ese nivel. Sus primeros 10 minutos son los típicos momentos del clásico escritor frustrado que no puede escribir, pero tras eso llega un sueño. Un sueño con una chica, Ruby, y al escribir sobre ella resulta que la crea. Así, de la nada. Tengo que reconocer el valor de la idea, moldea de otras películas hasta parecer algo novedoso, el problema es que esa buena idea está totalmente desaprovechada.

Tras presentarnos a Ruby, la película se pierde en estándares de comedia romántica (e incluso diría de drama romántico) olvidando al completo el hecho de materializar una mujer de la anda para hablarnos del amor y de las dificultades de pareja de una forma mil veces vista y de forma mucho mejor.



Por suerte, la película logra llegar a un espectacular clímax final que pese a estar muy alejado de la comedia consigue dejarte con la boca abierta en la que es la mejor escena de la película (aunque no tiene demasiada competencia). Y luego, el film cierra en un final previsible para hacernos creer de nuevo que la vida es tan happy como el cine.

El hecho de que la película falle es todo culpa del guion, porque nos encontramos a un dúo protagonista que se come la pantalla, un sorprendente Paul Dano y una bellísima Zoe Kazan logran enamorarte de principio a fin. Podrían salir ellos dos solos y el film mejoraría, ya que está repleto de personajes secundarios con un papel absurdo que no aporta nada a la historia.

En conclusión, nos encontramos ante una historia desaprovechada y una comedia fallida. Aunque mantiene el espíritu de ‘Little Miss Sunshine’, se perderá entre las demás comedias románticas del año, sin aportar nada nuevo. Una lástima…

                                                  5,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario