sábado, 16 de marzo de 2013

Crítica 'Spring Breakers'


Trailer

Sinopsis
Cuatro jóvenes estudiantes con ganas de mucha juerga acaban en la cárcel, tras ser sorprendidas en una casa llena de drogas durante sus locas vacaciones escolares de primavera (spring break). Pronto salen bajo fianza gracias a un joven traficante de armas y de drogas que ve en las chicas a unas potenciales delincuentes que usar para sus intereses. 

Crítica
Princesas en la oscuridad

Fundido a negro. La luz se enciende devolviéndote al mundo donde estabas hace 1h. y media. Empiezas a recordar-lo todo. Fuiste al cine, si, con el IVA y todo. Te decidiste inseguro sobre ver una película llamada ‘Spring Breakers’.  Recuerdas que no estabas muy convencido sobre ello ya que sabes que el termino Spring Breakers es referido a las vacaciones de primavera que se toman los universitarios durante toda una semana donde abunda el alcohol, el sexo y las drogas. Pero aun así, ya has comprado la entrada.

Como el film parece una chorrada americana decides comprar un buen bote de palomitas para disfrutar la película como lo harían los propios americanos, comiendo. Luego entras a la sala y te acomodas en la butaca. Más tarde aparecen unos jóvenes que parecen haber colado alguna botella de alcohol en la sala, piensas en lo mal que esta la juventud.

Silencio, las luces se apagan, la película va a empezar. Unas letras de neón presentan los nombres de los que estuvieron tras la creación del film, para acabar mostrando un llamativo título con las palabras Spring Breakers. Después, llega la fiesta.

La película avanza de forma muy satisfactoria, te encuentras sorprendido por un montaje bastante inusual que te fascina desde un primer momento. Además, la dirección te está pareciendo soberbia, te estas llenando de tensión y solo quieres saber que pasara en el fotograma siguiente. Hasta un punto clave. Llega la que probablemente sea una de las mejores escenas de los últimos años y llena un vacío en tu interior con una simple canción. Nunca pensaste que te emocionaras con una canción de Britney Spears, pero si recuerdas, tampoco pensaste que sería una buena película.

Y ahí sigues, físicamente: en la butaca; mentalmente: en Spring Breakers. Todo sigue igual, la dirección y el montaje te sigue fascinando, solo que ahora también quieres un abrazo. Pero el film no ha acabado. Cada vez estas más incómodo ante un final donde te da miedo que le ocurra algo a cualquiera de nuestras protagonistas, a las que ahora amas profundamente, o a ese potentísimo James Franco. Notas que el final se acerca y no quieres que acabe.

Fundido a negro. La luz se enciende devolviéndote al mundo donde estabas hace 1h. y media. Te levantas y caminas, sin ni siquiera pensar. Miras a tu alrededor y compruebas que los jóvenes de al lado parecen haber ignorado el film montándose su propio “Spring Breakers” en la sala. Bajas las escaleras y escuchas claramente como alguien le dice a otro “bueno, he visto pelis más malas”. ¿Más malas?, te preguntas mentalmente. Es entonces cuando recuerdas que para gustos, los colores. Y sobre todo, que hay películas que no recomendarías a todo el mundo (un beso a mi padre), esta es una de ellas.

Y te da rabia no poder proclamar por ahí que recomiendas Spring Breakers ya que es una película completamente necesaria que podría servir como espejo a una generación actual que se pierde en un vacío insustancial. Korine transmite eso y mucho más con una película que recuerda a ‘Drive’ pero que no deja de ser una historia de princesas perdidas en la sociedad.

Tras esa reflexión, y todas las que le podrás sacar a la película, solo te queda llegar a casa y repetir la canción de Britney en bucle hasta transportarte de nuevo a ese mundo vacío a la vez que lleno llamado ‘Spring Breakers’. Quítense los prejuicios, compren la entrada y disfruten. Y por si lo necesitan, que sepan que regalo abrazos.

     9/10

jueves, 14 de marzo de 2013

50 películas que debes ver antes de morir [32]



‘Metrópolis’, considerada uno de los mayores exponentes del expresionismo alemán en cuanto a artes cinematográficas es también uno de los pocos films considerados Memoria del mundo por la Unesco. Siendo también una de las principales  referencias al hablar del género de la ciencia ficción, ‘Metrópolis, es una de esas películas que debes ver antes de morir.

Poseyendo la siempre hermosa fotografía en blanco y negro, ‘Metrópolis’ goza además de una serie de decorados completamente ambiciosos. Desde el primer edificio hasta la última maqueta te maravillaras ante esa ciudad futurista creada en aquel lejano 1927. Evidentemente, es muda, lo que también me hace aplaudir una apabullante banda sonora.
Pero no solo en el apartado técnico cabe destacar el film, también en cuanto a la historia que nos narra, demostrado de nuevo que las palabras son innecesarias para contar una buena historia.   

En definitiva, una imprescindible y fabulosa obra de ciencia ficción.  
Citas:
"El Mediador entre el cerebro y la mano ha de ser el corazón."
(Brigitte Helm)

lunes, 11 de marzo de 2013

Crítica 'Amor y letras'


Trailer

Sinopsis
Desencantado con su trabajo y con un futuro incierto, Jesse Fisher (Josh Radnor) regresa a su antigua universidad para la cena de jubilación de su profesor favorito. Un encuentro fortuito con Zibby (Elizabeth Olsen), una precoz estudiante de 19 años, despierta en Jesse sentimientos que creía olvidados. Ambos sienten una poderosa atracción que termina en romance, pero tendrán que hacer frente a numerosos obstáculos, y en especial, a la diferencia de edad entre ellos.

Crítica
Leyendo amores

¿Conoces a Ted? ¿No? Si hombre, si, Ted Mosby, el arquitecto. El de ‘Como conocí a vuestra madre’. Si, ese. Bueno, pues es cineasta. Y en 2010 presento su primera película independiente, titulada ‘HappyThankYouMorePlease’. Una muy buena película que pese a ser llevada con lentitud ofrecía una agradable visión de la vida y la felicidad.
Tres años después, llega a nuestras salas su segundo film que sigue los pasos del primero. De un interesante carácter independiente, ‘Amor y letras’ narra la historia de Jesse, un profesor que al volver a la universidad acaba enamorándose de una estudiante de 19 años. Ay, como es el amor.

Es evidente que a Josh Radnor no le interesa lo más mínimo desvincularse de su papel de Ted ya que sigue utilizando su carisma para los personajes de sus films, y para nada molesta. En esta ocasión Ted…digo, Josh, utiliza una premisa simple y no muy original contando la historia de siempre. Pero por suerte la organiza a la perfección, ubicando todos los sentimientos en el lugar que deben ocupar y transmitiéndolos en pequeñas dosis mediante unos personajes bien trabajados. 
Aunque quizás en alguna ocasión se le vaya a un ámbito demasiado sentimental y cursi, en seguida lo salva mediante algún recurso humorístico.

Cabe destacar que, para el espectador medio, partirá con ventaja respecto a su film anterior ya que no cuenta con la lentitud con la que era tratada ‘HappyThankYouMorePlease’, su segundo film logra un ritmo constante sin bajar el nivel.

En cuanto al reparto nos encontramos a una guapísima Elizabeth Olsen que transmite mucho en poco tiempo, luego vemos un Josh Radnor tan efectivo como en la serie de donde proviene. Pero a quien tenemos que destacar es a Zac Efron, quien maneja su personaje a la perfección y se convierte en el mejor del reparto, ojo a este chico que en buenas manos es una joya.  

En definitiva, Radnor utiliza un guion simple con grandes momentos humorísticos para narrar una bonita historia de amor creando así un film entretenido y muy disfrutable pero a la sombra de su maravilloso debut cinematográfico.
7/10 

jueves, 7 de marzo de 2013

Crítica 'Dando la nota'


Trailer

Sinopsis
Beca es de esas chicas que prefiere escuchar lo que sale de sus cascos a lo que pueda decirle alguien. Al llegar a la universidad, no tiene cabida en ningún grupo, pero la obligan a unirse a uno que jamás habría escogido, formado por chicas malas, chicas buenas y chicas raras que solo comparten una cosa: lo bien que suenan cuando están juntas cantando a coro. Beca quiere que el grupo de canto acústico salga del tradicional mundo musical y llegue a alcanzar armonías nuevas y sorprendentes. Las chicas deciden escalar puestos en el despiadado mundo del canto a cappella universitario. 

Crítica

El club de los 5 (cantantes)

El género ‘teen’, si es que se puede considerar un género, cada vez lleva a más cantidad de adolescentes a disfrutar delante de una pantalla grande. Crepúsculo movió mucho dinero y ahora la saga de ‘Los juegos del hambre’ promete remover mucha más pasta con sus próximas entregas. Pero el hecho de que haya mencionado dos sagas bastante irregulares no marca por completo este género adolescente, en ocasiones también disfrutamos de pequeñas joyitas como la que hoy nos ocupa lugar.

‘Dando la nota’ nos presenta a la bellísima Anna Kendrick que en su llegada a la universidad acaba en un grupo de chicas de canto a capela. Como no podría ser de otra forma, estas chicas tienen el clásico grupo rival compuesto por unos chicos que siempre ganan los concursos a capela donde participan. La premisa, como podéis comprobar, es bastante simple. Incluso plagada de clichés teens.

Pero ‘Pitch Perfect’ se libra de ellos gracias a una serie de personajes bien moldeados y divertidos, que siempre están dispuestos a ofrecer escenas totalmente hilarantes para ofrecer más de una carcajada a su público. Nuestra protagonista tiene una chispa innata, pero quien se lleva la gloria es “Fat Amy” (Amy la gorda).

El mayor problema de tener una premisa simple y conocida es que se convierte en un film totalmente previsible. Pero Jason Moore lo sabe, y no le importa. Sostiene su universidad de clichés con pequeños detalles y personajes pequeños como son el amigo mago o la compañera de Anna que siempre ofrecen una salida para no estancarse. Y funciona, ‘Dando la nota’ no solo no se atasca, sino que se pasa en un suspiro.

En cuanto al reparto decir que todos cumplen con creces su papel, gracias al guion que les convierte en gente que ya has visto diciendo cosas que no esperas. Ahí está la gracia. Y si se puede hacer reír, ¿Por qué no cantar? Como era de suponer, la película está plagada de éxitos pop de los últimos tiempos. Todos muy bien interpretados, eso sí.    

En conclusión, ‘Dando la nota’ es una película ingeniosa e hilarante. Si tienes ganas de reír es una de las mejores opciones para ir al cine este fin de semana. Y si no tienes dinero…siempre quedara Glee.
  
7/10