lunes, 16 de septiembre de 2013

Crítica 'R.I.P.D. Departamento de policía mortal'


Trailer

Sinopsis
Resulta que hay un departamento de policía de agentes muertos dispuestos a detener a otra gente muerta que no se quiere morir. Y así.

Crítica

No estás en tu elemento, Nota

¡Que ganas de morir! Y no, no para formar parte del “departamento de policía mortal” que se nos presenta en esta película, si no para ahorrarme el disgusto de volver a verla.

Estamos ante una de las peores películas del año en todos los sentidos, así que voy a ahorrar mi valioso tiempo y voy a hacer una lista sencillita de pros y contras:

CONTRAS:

-En un alarde de imaginación, se basa en cambiar los aliens de Men in Black por no-muertos y hacer exactamente lo mismo, pero sin la frescura.

-Jeff Bridges está totalmente insoportable y Reynolds se pasea de un lado al otro manteniendo la misma expresión de imbécil.

-La trama del departamento está muy poco trabajada y explicada con prisas.

-La parte cómica es absurda, facilona e infantil. Incluso en su tramo final donde debería ponerse algo más serie cae en lo ridículo.

-Los efectos visuales podrían ser mucho mejores para un blockbusters de estas categorías.

-Contiene momentos que dan tanta vergüenza que tendrás que ponerte a pensar en tus cosas, y eso puedes hacerlo gratis en casa.

-Es imperdonable que el director pueda convertir a Kevin Bacon en un monstruo de bacon y en vez de ello le deforme un poco la cara.

PROS:

-Se la ha pegado la taquilla y dudo mucho que quieran amenazar con secuelas.  

-Dura menos de dos horas.


Por si a alguien no le ha quedado claro, ‘RIPD’ es una película insufriblemente mala que te dará ganas de cargarte a más de uno. Rest in peace.

1,5/10

domingo, 15 de septiembre de 2013

Crítica 'jOBS'


Trailer

Sinopsis
Se centra en la vida del emprendedor más importante de los Estados Unidos y cofundador de Apple, Steve Jobs (1955-2011), centrándose sobre todo en sus primeros años como creador y empresario. 

Crítica


iShit

Si hay un mundo mejor después de la muerte, debemos tener claro que Steve Jobs está mejorándolo. En octubre se cumplen dos años de que nos dejará el maestro y está claro que jamás le olvidaremos. Jobs revoluciono la industria tecnológica y le debemos mucho en la industria informática actual. 
Por el momento llega a nuestras pantallas el primer largometraje basado en su vida y no, no le hace justicia.

La película empieza a un ritmo rápido que podría recordar el estilo de ‘La red social’ (salvando las distancias), vemos su época en la universidad, en Atari, su viaje a la India, y antes de darnos cuenta ya se encuentra con Wozniak en el garaje de su casa. Esta parte inicial marcada con un buen ritmo, bastantes toques de humor y estética de videoclip probablemente es la mejor parte del film, a partir de aquí el nivel se diluye.

La creación de Apple (fuera del garaje) se basa en una presentación de personajes sin filtro que dura toda la película, haciendo que fácilmente te encuentres perdido entre tantas caras. El único personaje realmente bien moldeado es Wozniak, interpretado de forma soberbia por Josh Gad y eclipsando con facilidad a un Ashton Kutcher que parece interpretarse a sí mismo y consiguiendo que veamos a Jobs tan solo en el prólogo.

El principal problema de ‘Jobs’ es que es una película inmensamente respetuosa sobre Apple, pero Steve es un personaje más que va y viene recibiendo el mérito a base de guion, ya que cuando parece profundizar en cómo era es gracias a descripciones directas hacia su persona. El pecado más grande en cualquier producto audiovisual, tener que definir con palabras lo que deberías conseguir con imágenes.

Aunque el guion tiene algunas escenas buenas (la llamada a Gates destaca) no podemos ignorar la falta de talento del director que obra lo contrario a lo que debería. No se llega a apreciar lo perfeccionista que era pese a los múltiples intentos, realmente no se encuentra una definición clara para Steve en todo el metraje.  

Además la película cuenta con un salto temporal increíblemente exagerado donde no explica absolutamente nada de lo que hace Steve en su salida de Apple (no se menciona a Pixar y la relación familiar está mal tratada), todo eso es substituido por varios planos de Steve recogiendo zanahorias en su huerto.   

Por lo menos contamos con una fotografía bastante buena y una BSO correcta, que le ofrece lo necesario para ser un biopic entretenido y no caer en el aburrimiento.


En definitiva estamos ante un film tratado con demasiada superficialidad, un retrato mal contado de un hombre con mucho fondo que parece no existir en la película. 
Sr. Jobs, jamás le olvidaremos. Sr. Kutcher, quédese en los 70. 

4/10

lunes, 9 de septiembre de 2013

Crítica AfterParty

La otra tarde escribí, grabe, protagonice y monte un pequeño vídeo debido a mi aburrimiento. Lo podéis ver pinchando en la imagen:

Y ahora vamos con la crítica de uno de los estrenos de este viernes 13, Jason si que era un buen asesino y no este...

Trailer

Sinopsis
Martín es el protagonista de “Campamento sangriento”, una exitosa serie de TV y uno de los grandes ídolos adolescentes del momento. Una mañana despierta encerrado en una casa enorme tras una fiesta salvaje junto a tres chicas a las que conoció la noche anterior. A través de un móvil desde el que no pueden llamar, comienzan a recibir vídeos que muestran las muertes de más jóvenes encerrados en la casa, ejecutadas por un misterioso personaje vestido como el asesino que aparece en la serie que protagoniza Martín. 

Crítica

Me la recomendaron por tuenti

Este 2013 el cine español trae títulos que prometen, como ‘La gran familia española’, ‘Las brujas de Zugarramurdi’, 'Caníbal'... Y también tenemos alguna película muy interesante a la que le cuesta encontrar distribución (lo cual aquí es casi una rutina), esperemos ver pronto películas como ‘Stockholm’.

Pero es evidente que no todo pueden ser flores. El cine español se hunde mientras se financian películas tan absurdas como la que hoy ocupa lugar. De los tíos que te trajeron “no se rodar películas” y en colaboración con “yo no sé escribirlas” llega… “El slasher de siempre”, protagonizado por “no se vocalizar”, “tetas”, “tetas” y presentando el debut de “más tetas”.

Tras esta innecesaria exageración, hablemos en serio. ‘After Party’ nos cuenta la historia de Martín, el actor protagonista de una serie teen de televisión que se despierta un día tras una fiesta en una casa totalmente cerrada. Entonces, alguien vestido igual que el asesino de su serie aparece dispuesto a asesinarlo a él y las 3 chicas con las que se encuentra.

La película empieza con unos horribles créditos iniciales mientras vemos un programa de cotilleo para presentarte el protagonista, y luego pasar a un montaje innecesariamente largo del momento de la fiesta. Después pasa a una innecesariamente alargada escena de sexo y ya entonces empieza la trama de la película. Con lo cual, empiezan las estupideces. 
La forma de actuar del asesino carece de bastante sentido y la del protagonista y sus amigas tiene incluso menos, son como cachorritos dando vueltas para morderse la cola mientras un tío les mata.

La prácticamente inexistente música protagoniza parte de la carencia de ritmo en la que colabora Luis Fernández y las demás, jugando a “el que vocalice menos gana” y terminando de demostrar que el problema de locución de la nueva generación es lamentable. ¿En el futuro tendremos que poner subtítulos a nuestros actores? ¿Y darles goyas por ello? Por suerte parece que generaciones inferiores como la de Alex Monner no cuenta con ese problema.

Cuando crees que no puedes estar más aburrido entre un film tan sumamente soso, llegamos al giro de guion. Tampoco os voy a mentir, yo no me lo esperaba, pero es bastante ridículo. Aunque a partir de este giro el film se vuelve aun más absurdo, mejora en cierto momento llegando al final donde parece que el “cineasta” detrás de las cámaras se curra un momento videoclip con una dirección interesante para acabar haciendo una crítica al fenómeno fan y todo lo que este representa a estas alturas.

Pero un buen trasfondo final no puede salvar una película de estas categorías (aunque es mejor que XP3D, que eran las risas). Eso sí, como manual para escribir guiones tiene que funcionar. Recordad, si no sabéis como justificar algo, poner: “Yo no tengo ni idea, me invitaron por tuenti”. Ah, y si lo terminas con un “tronca”, mejor. 

2,5/10