viernes, 4 de mayo de 2012

50 películas que debes ver antes de morir [24]

El amor al cine, eso que a todos los cinéfilos nos une. Podemos discutir, los de Star Wars podemos matarnos con los de El señor de los anillos, los de Crepusculo con los de Los juegos del hambre o Michael Bay con la resta del mundo...por su obsesión con explotar cosas y eso...pero lo importante es que todos amamos el séptimo arte.
Esta, es una de esas películas que son un regalo al cine, una obra hecha con delicadeza, muy artesana, con muchissimo amor. Una carta escrita que viaja directamente al corazón.
Sí, eso ha sonado un poco cursi, pero es que recordando este film uno se emociona tanto como viéndolo, quizá sea por todo el optimismo que transmite o quizá, sencillamente, porque es un ejemplo de definición de amor, de arte, de cine.
Si con todo esto no te he convencido, añadir que tiene uno de los finales mas hermosos que jamas he visto.
Citas:
"No vuelvas, no escribas, no llames, hazme caso, hagas lo que hagas ámalo, como amabas la cabina del cine Paradiso."
"Tarde o temprano llega un momento en el que hablar y estar callado es la misma cosa."
Philippe Noiret (Alfredo)

"El cine es sólo un sueño" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario