viernes, 1 de febrero de 2013

El thriller de los años 90 en sus films invisibles u olvidados - Parte II

Parte I

Por la Guadaña Cinéfila como colaboración especial para FILA DIEZ VIP. 


Un paso en falso
(One False Move, 1991)

FICHA TÉCNICO-ARTÍSTICA
Director: Carl Franklin. Productores: Jesse Beaton y Ben Myron. Producción: IRS Media (USA). Guión: Billy Bob Thornton y Tom Epperson. Fotografía: James L. Carter, en color. Diseño de producción: Gary T. New. Música: Peter Haycock y Derek Holt. Montaje: Carole Kravetz Aykanian. Duración: 105 minutos. Intérpretes: Bill Paxton (Dale “Hurricane” Dixon), Cynda Williams (Fantasia/Lila Walker), Billy Bob Thornton (Ray Malcolm), Michael Beach (Lenny “Pluto” Franklyn), Jim Metzler (Dud Cole), Earl Billings (John McFeely), Natalie Canerday (Cheryl Ann), Don Brunner (Oficial del Gabinete de Prensa), Jimmy Bridges (Bobby), Robert Ginnaven (Charlie).


Una agradable muestra del nuevo cine negro que constituyó el estimulante descubrimiento de un director cuya obra posterior fue perdiendo fuelle en una línea descendente que se ha demostrado sin vías de recuperación (1). Con todo, el film fue una sorpresa destacable, llegando a alcanzar el grado de pequeña obra de culto dentro del género.

Partiendo de un competente guión (escrito en colaboración por Tom Epperson y Billy Bob Thornton (2), también actor en el film), Un paso en falso consigue sublimar las constantes del cine negro a través de un ritmo preciso y un tono narrativo en el que la violencia y la sensibilidad se entrecruzan con armoniosa eficacia.

Ambientado en secos y solitarios parajes de Texas y Arkansas, el film sigue las desventuras de dos criminales (interpretados por Billy Bob Thornon y Michael Beach) y la novia de este último (una impecable Cynda Williams, actriz de la que nunca más se supo), en su huida desde Los Angeles, donde han cometido una serie de brutales asesinatos, hasta Arkansas, donde tienen previsto vender la droga arrebatada a unos traficantes. En su periplo, serán perseguidos por dos agentes federales de Los Angeles, quienes, anticipándose a sus movimientos, decidirán esperarles en la pequeña población de Star City (Arkansas), exigiendo a su vez la colaboración del atribulado sheriff del lugar (interpretado por el siempre eficaz Bill Paxton), cuya involucración en el caso resultará ir mucho más allá de lo meramente profesional.

Aunque el paso del tiempo la ha perjudicado ligeramente, dejando al descubierto la obviedad de algunas de sus propuestas más convencionales, Un paso en falso sigue manteniendo unos resultados más que notables, deparando una especie de road-movie bastante atípica, con un perceptivo retrato de personajes y hasta cierta sofisticación formal.

Antes de su estreno en salas cinematográficas, fue estrenada en vídeo como “Falso movimiento".

(1) Tras Un paso en falso, Carl Franklin dirigió la irregular pero interesante El demonio vestido de azul, otra muestra de cine negro, esta vez ambientada en los años 40. Sus films posteriores se demostraron cada vez más convencionales. Actualmente, el cineasta parece haber sido relegado casi por entero al medio televisivo.

(2) La coincidencia de Billy Bob Thornton y Bill Paxton en el reparto tanto de este film como del comentado anteriormente en este dossier, se debe exclusivamente a los designios de la casualidad y no a la intencionalidad de quien esto suscribe (que pensó en ambos films sin atender a sus protagonistas).

Por la Guadaña Cinéfila

No hay comentarios:

Publicar un comentario