jueves, 7 de febrero de 2013

Crítica 'Las ventajas de ser un marginado'


Trailer

Crítica

Me enamoro de todo, me conformo con nada

El ámbito de colegios/universidad se podría considerar ya todo un género consagrado en el séptimo arte. Hemos vivido muchas historias en diferentes escuelas por todo el mundo: Aprendimos sobre literatura en ‘El club de los poetas muertos’, hicimos guarradas en ‘American Pie’ o ‘Porky’s’ y vimos bonitas paredes en aquella película de Van Sant. Y después de vivir tanto, nos toca seguir viviendo, está vez acompañados de Charile, un joven marginado que escribe una serie de cartas a una persona sin identificar.

Tras meternos en situación, llega el temido primer día de escuela. ¿Haré amigos? ¿Me aceptarán? ¿O volveré a pasar un año solo? Preguntas que al igual que Charlie muchos más se harán en sus mentes. En el caso de nuestro protagonista, mientras avanza el film, encuentra el lugar al que pertenece y se convierte en inseparable de Patrick y Sam.

Y es entonces cuando la amistad trae la felicidad a la vida de nuestro querido narrador, pero pronto descubrirá que la vida no es siempre  color de rosa. Y mientras los fotogramas avanzan, vemos Charlie hablarnos del amor, las drogas, la familia, el sexo y la amistad. De la vida en sí misma, de una forma más trágica e impactante según profundizamos. 

En parte, toda la película la sostienen los tres protagonistas, con una Emma Watson demostrando haber olvidado ya su papel en Harry Potter y con un Logan Lerman al que tendremos que seguir la pista. Pero quien lo eclipsa todo es Ezra Miller, quien se encuentra totalmente desatado y roba la pantalla en todos los momentos en los que aparece. 

Es gracias a esa intensidad que ofrecen los protagonistas por lo que ‘Las ventajas…’ consigue atraparte des de un buen inicio, hasta un maravilloso final. Además cuenta con escenas soberbias, des de la recreación de ‘Rocky horror picture show’ hasta un último tercio final del que pocas cosas se pueden ignorar. 

También me veo obligado a destacar una fantástica banda sonora y una maravillosa oda de personajes secundarios, variados y entrañables. Todo ello, probablemente no hubiera funcionado si la película no estuviera a cargo del mismo escritor de la novela, un detalle que muy pocas veces se da pero que, visto está, resulta de forma gloriosa.

En conclusión, ‘Las ventajas de ser un marginado’ es una película fantástica, amarga y original que se aleja bastante de lo visto y resulta ser una película que difícilmente dejara indiferente a nadie. Disfrutarla, porque hoy, somos infinitos. 

8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario