lunes, 26 de agosto de 2013

Crítica 'Mud'

Tras el mes que me he tomado de vacaciones aparcando el blog, volvemos a la vida con más fuerza que nunca. Nos queda mucho cine en este 2013, y estaremos para contarlo. 
Sigan leyéndonos.


Sinopsis
En una isla del Mississippi, dos chicos descubren a un fugitivo llamado Mud. Ha matado a un hombre para proteger al amor de su vida, Juniper, y ahora se oculta de los cazadores de recompensas. Los chicos acceden a ayudarle a reunirse con Juniper y preparar su huida juntos, sin saber que la aparición de Mud significará el fin de sus infancias. 

Trailer

Crítica

Barro en la cabeza

El pasado año se estrenó en nuestro país el segundo film de Jeff Nichols: Take Shelter, una propuesta indie muy interesante que contaba con un soberbio dúo protagonista y una mezcla de géneros sin llegar a decantarse por ninguno. Era una película a admirar y la crítica lo supo ver rápidamente, lo que supuso poner en el mapa a su realizador. Ahora nos llega su tercera película y se confirma como uno de los cineastas independientes (americanos) más interesantes que tenemos hoy en día.

En esta ocasión Jeff nos ofrece una historia con la que resulta más fácil empatizar y conectar con unos personajes muy trabajados, con dos adolescentes que llenan la pantalla y un carismático protagonista adulto encarnado de forma excelente por Matthew McConaughey. Nos será muy difícil olvidar a Mud, su camisa y su pistola.

En esta ocasión Jeff Nichols confecciona una trama más realista que en su anterior film, dejando a un lado las fantasías, para crear así una película con un espíritu que en ocasiones recuerda a ese que poseían las películas de adolescentes como ‘Cuenta Conmigo’. Ese toque especial rocía la película de un encanto juvenil que funciona de forma efectiva mezclado con todo el drama que rodea la vida de los niños. 
Jeff nos habla de la familia y lo difícil que es en muchas ocasiones mantenerla unida, esto desde un punto de vista inocente y una emoción de impotencia mezclado con rabia. Pero sobretodo nos cuenta una historia en la que un niño cree con toda su alma en el amor, haciendo lo posible para que este triunfe. El guion en muchas partes se lleva con una cálida dulzura gracias a esto.

Con más de 2 horas de duración, es sorprendente lo rápido que conectas con ‘Mud’ y te sientes obligado a mirar a la pantalla, esperando respuestas que van llegando en su justa medida y dejando momentos para grabar en la retina. Si bien es cierto que es un crescendo continuo, también hay que decir que el final quizás sea algo insatisfactorio después de un climax que se pasa de emocionante para una película tan ligera (me explico: sobran balas)      

Otra cosa muy a destacar es la fotografía, de nuevo a cargo de Adam Stone, que consigue darle aún más vida al proyecto con preciosas imágenes de naturaleza. Tampoco está de más hablar de una BSO con muy buenos temas, acorde con la elegancia (algo rustica) del film.

En definitiva, ‘Mud’ es una fábula narrada muy bien y con delicadeza, con personajes impresionantes y reflexiones que siempre va bien tener en la cabeza. Todo en esta película gira en torno a 3 palabras, con las que se podrían justificar todas las acciones de Mud y nuestro joven protagonistas: “Porque la amas”. Y es que cuando hay amor, todo vale la pena. 
  
7,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario