martes, 4 de diciembre de 2012

Crítica 'End of watch' (Sin tregua)


Trailer

Sinopsis
Dos jóvenes policías de Los Ángeles, Taylor (Jake Gyllenhaal) y Zavala (Michael Peña), se dedican a patrullar en las calles más humildes del sur de la ciudad. Sus vidas se pondrán en peligro después de confiscar un alijo de dinero y armas de un cartel de la droga, durante un control de tráfico.

Crítica
Bad cops

El 2012 llega a su fin, ya queda muy poquito a un año que ha sido bastante correcto en cuanto a cine. Pero como se suele decir, lo mejor está por llegar (*tos* El Hobbit *tos*) y en este tercio final se nos presenta ‘End of watch’ con dos nominaciones a los Spirit en sus espaldas. ‘Sin tregua’ nos sitúa en Los Angeles para contarnos otra historia policiaca…bueno, otra tampoco, viene a ser la historia de siempre contada de manera distinta. Y es que David Ayer decide que los mismos protagonistas grabaran su historia, otorgándoles cámaras a los policías. Ese sencillo detalle es lo mejor del film, gracias a eso podemos disfrutar de una película de policías trepidante y sintiendo que realmente te juegas la vida a cada momento. 

Así que mezclando imágenes de fuera y del policía nos hablan de una banda de narcos que quiere acabar con ellos. Como he dicho, la historia de siempre. Es una lástima que no hayan juntado la idea de las cámaras con un guion más sólido y no en el que se llevo a cabo al final, con unos protagonistas sin demasiado interés , unos secundarios que más bien parecen maniquís y unos narcotraficantes clicheados al máximo.

Si bien es cierto que las escenas de acción están excelentemente filmadas, no tienen demasiado interés ya que des de un principio uno se da cuenta que más que policías son superhéroes. Nunca fracasan. Haya  fuego o un montón de gente con armas ellos consiguen salvar perfectamente la situación, solo falta que luego vayan a comer unos donuts.
Y al final, en esa “épica” conclusión de 15-20 minutos con un gran tiroteo, sencillamente, te aburres. Y la cosa empeora según se acerca el desenlace y ves el toque dramático que se le está dando, para luego tirarlo a la basura con un estúpido acontecimiento, al que acompaña una flashback final sin demasiado sentido ni gracia. 

Todo lo mencionado anteriormente es una pena, porque aunque sus personajes no tengan demasiado interés, los dos protagonistas están bastante correctos demostrando una gran química entre ambos. Cabe destacar a Michael Peña que se entrega en cuerpo y alma e incluso quizás logre emocionar un poco en ese horrible desenlace. 

En conclusión la podríamos tomar como una película fallida. Pese a intentar buscar la innovación por todos lados, un par de cámaras no cambian nada… ¿O sí? ¿Nos apuntamos al cuerpo de policías? 

5/10

1 comentario:

  1. Lo que menos gracia me hacen son los héroes inmortales, nunca me han convencido del todo. Es una de las razones por las que amo tanto la trilogía del Caballero Oscuro de Nolan, ya que presentan a un Batman muy humano. Aunque, volviendo a la película en cuestión, creo que le daré una oportunidad.
    Me encantan tus críticas. Juntos podríamos dominar el mundo!

    ResponderEliminar