domingo, 15 de septiembre de 2013

Crítica 'jOBS'


Trailer

Sinopsis
Se centra en la vida del emprendedor más importante de los Estados Unidos y cofundador de Apple, Steve Jobs (1955-2011), centrándose sobre todo en sus primeros años como creador y empresario. 

Crítica


iShit

Si hay un mundo mejor después de la muerte, debemos tener claro que Steve Jobs está mejorándolo. En octubre se cumplen dos años de que nos dejará el maestro y está claro que jamás le olvidaremos. Jobs revoluciono la industria tecnológica y le debemos mucho en la industria informática actual. 
Por el momento llega a nuestras pantallas el primer largometraje basado en su vida y no, no le hace justicia.

La película empieza a un ritmo rápido que podría recordar el estilo de ‘La red social’ (salvando las distancias), vemos su época en la universidad, en Atari, su viaje a la India, y antes de darnos cuenta ya se encuentra con Wozniak en el garaje de su casa. Esta parte inicial marcada con un buen ritmo, bastantes toques de humor y estética de videoclip probablemente es la mejor parte del film, a partir de aquí el nivel se diluye.

La creación de Apple (fuera del garaje) se basa en una presentación de personajes sin filtro que dura toda la película, haciendo que fácilmente te encuentres perdido entre tantas caras. El único personaje realmente bien moldeado es Wozniak, interpretado de forma soberbia por Josh Gad y eclipsando con facilidad a un Ashton Kutcher que parece interpretarse a sí mismo y consiguiendo que veamos a Jobs tan solo en el prólogo.

El principal problema de ‘Jobs’ es que es una película inmensamente respetuosa sobre Apple, pero Steve es un personaje más que va y viene recibiendo el mérito a base de guion, ya que cuando parece profundizar en cómo era es gracias a descripciones directas hacia su persona. El pecado más grande en cualquier producto audiovisual, tener que definir con palabras lo que deberías conseguir con imágenes.

Aunque el guion tiene algunas escenas buenas (la llamada a Gates destaca) no podemos ignorar la falta de talento del director que obra lo contrario a lo que debería. No se llega a apreciar lo perfeccionista que era pese a los múltiples intentos, realmente no se encuentra una definición clara para Steve en todo el metraje.  

Además la película cuenta con un salto temporal increíblemente exagerado donde no explica absolutamente nada de lo que hace Steve en su salida de Apple (no se menciona a Pixar y la relación familiar está mal tratada), todo eso es substituido por varios planos de Steve recogiendo zanahorias en su huerto.   

Por lo menos contamos con una fotografía bastante buena y una BSO correcta, que le ofrece lo necesario para ser un biopic entretenido y no caer en el aburrimiento.


En definitiva estamos ante un film tratado con demasiada superficialidad, un retrato mal contado de un hombre con mucho fondo que parece no existir en la película. 
Sr. Jobs, jamás le olvidaremos. Sr. Kutcher, quédese en los 70. 

4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario