jueves, 16 de mayo de 2013

Crítica 'The lords of Salem'


Trailer

Sinopsis
Siglos atrás, Salem era conocida como un centro neurálgico del mal, donde las brujas se reunían para llevar a cabo sus secretos rituales. Hoy, convertida en una ciudad más de Massachusets, poco queda de todo aquel pasado maligno en Salem... Al menos en apariencia. Heidi conduce un exitoso programa de radio centrado en el rock duro; un día, recibe un vinilo promocional de una banda llamada The Lords. Su música, extraña y siniestra, la turbará profundamente, provocándole pesadillas y alucinaciones. 

Crítica
Satán


Esta semana nos llega la última película de Rob Zombie, cantante de  un metal tenebroso y oscuro y director de…más o menos lo mismo. Amenazando con dejar el cine por los abucheos que recibió Halloween II, estrena su film más personal y extraño.

Yo vi ‘The lords of Salem’ hará ya un mes, más o menos, y sigo sin tener claro que demonios es eso. Más que una película, es un billete para llegar a la enfermiza mente de Rob Zombie. Y este viaje, te guste o no, difícilmente lo olvidarás debido a sus perturbadoras imágenes y secuencias que se te grabaran en tu cabeza.

Traumas aparte, el guion del film no deja de robar (bueno, dicho de forma bonita, ofrecer otra versión) de ‘La semilla del diablo’, el clásico de Polansky. Aunque es cierto que Rob pone su extraño sello para que nos olvidemos de ello creando así una atmosfera de la que cuesta lo mismo entrar que salir, pese a que en base a una excelente fotografía e iluminación es fácil sentirse atraído.

Además la inquietante música encaja a la perfección con las imágenes ofrecidas, y el reparto cumple. Aunque siendo sincero no sabría que decir sobre la protagonista, quien se lleva toda la atención y en ningún momento llego a declinarme sobre si lo está haciendo bien o mal. Tal vez sea por la incomprensibilidad del personaje.   

Pero ‘The lords of Salem’ se le va de las manos descaradamente en el tramo final, cuando el film descoloca más de lo que se debería permitir (alguien que no sea Lynch) hasta llegar a parecer un rito satánico carente de sentido.

No tengo mucho más que decir de esta experiencia íntima y personal que se monta Zombie. Se pasa de perturbadora y quizá por ello el tiempo vuela durante su metraje. Guste o no, tiene que verse. Mientras no acabéis alabando a Satán…       

6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario